JASMINS MARZIPANE Eau de Parfum
NUEVO

JASMINS MARZIPANE

Eau de Parfum

$3,890.00

Artículo

Disponible

  • Te regalamos muestras de lujo

  • Envío gratis en compras mayores a $1200

  • 10% en tu primera compra
    Cupón: Newbie

Jasmins Marzipane, Eau de Parfum, es una de las tres armonías que pertenecen al mundo floral. Es un “Assemblage” (composición) de Dominique Ropion.

De la familia olfativa de Flores Blancas-Amaderadas, esta fragancia para mujer, es una unión radiante de dos de los jazmines de calidad más noble seleccionados por sus acordes únicos, envuelta en una distintiva madera de cremosa vainilla. El extracto de vainilla Bourbon, que resalta las facetas coriáceas, picantes, suaves y sensuales, está acentuado por madera de sándalo y cashmeran y almizcles.

La fragancia se destaca por su feminidad vivaz y envolvente, lo que hace que su estela sea deliciosamente irresistible. Dominique Ropion combinó dos de las mejores variedades de jazmín natural, cosechadas a mano. El jazmín Sambac, recogido a mano al comienzo de la temporada, otorga una luminosidad radiante verde y explosiva; mientras que el Jazmín Grandiflorum recogido durante las cosechas del verano, añade tonos más animales y opulentos, con acentos frutales y coriáceos. Sus flores desvelan acordes afrutados, curtidos y sutiles.

El nombre “Marzipane” se elige porque el mazapán es un dulce compuesto principalmente de azúcar o miel y harina de almendra (almendras molidas), en ocasiones enriquecido con aceite o extracto de almendras, tal como el aroma que provoca esta armonía.

De la familia olfativa de Flores Blancas-Amaderadas, con toques de jazmín.

JAZMÍN SAMBAC
LIGERO, VERDE, CREMOSO
Recogido al amanecer desde las primeras cosechas, transmite una luminosidad explosiva, verde y radiante.

JAZMÍN GRANDIFLORUM
ANIMAL, CUERO, ESPECIADO
Recogido en las últimas cosechas estivales, aporta tonos más opulentos y animales con acentos afrutados y de cuero.

MADERA ALMENDRADA Y VAINILLA
SELLO
Este sello combina la dulzura de la Vainilla con el aroma sutilmente lácteo del Sándalo. La esencia de esta preciosa madera se debe dejar envejecer seis meses después de la extracción para que libere sus facetas más cremosas. La faceta almendrada del sello dio su nombre a la fragancia.

Los frascos de Maison Lancôme están inspirados en el patrimonio de Lancôme. Poseen una forma sencilla y una rica historia: un frasco garrafa de vidrio pesado con líneas puras cinceladas.

Lancôme retoma su tradición de unir el arte con la elaboración artesanal, pidiéndole a los artistas franceses Alex & Marine que cuenten la historia de las fragancias Grand Cru con un diseño único para cada frasco. Inspirándose en el ingrediente emblemático de las fragancias, incluso en la manera en que se cosecharon y se convirtieron en esencia, interpretaron cada combinación con una ilustración que se encuentra impresa en una lámina dorada en la parte trasera de la botella, como la huella digital de cada materia prima. La lámina actúa como una ventana transparente del frasco de vidrio, y expresa emotiva y elegantemente la reinvención de la materia prima.

Reseñas