28/12/2015

Tras los pasos de la dinámica Stéfanie Ávila

Una silueta esbelta con una larga y fina cabellera negra, que avanza con paso rápido y determinado: esa es la apariencia que da la mexicano-parisina Stefanie Ávila. Hace cinco años, se vino a vivir a París y hoy trabaja para una revista de moda. ¡Conócela!


Profesión:
Asistente de producción y casting.
Colonia: Neuilly-sur-Seine

Como Parisina de corazón, ¿tienes algún hábito típicamente parisino? Caminar rápido, cada vez más rápido… ¡A fuerza de estar de prisas, me siento cada vez más Parisina!

¿Cuáles son tus lugares parisinos, sinónimos de felicidad? Me gusta el Parque Bagatelle para ir de picnic con mis amigos o con mi novio. Me encanta este lugar ya que me provoca una grata sensación de tranquilidad a unos pasos de París.
Parque Bagatelle, Route de Sèvres, en Neuilly, 75016 París.

Cuando regresas a México, ¿qué es lo que más echas de menos de París? La sensación de sentirme en seguridad.

Si París fuera un accesorio de moda… Una bolsa espectacular o unas balerinas: son tan parisinos esos pasitos de bailarina sobre los adoquines antiguos.

Desde tu punto de vista, ¿qué fotógrafo es capaz de capturar la esencia de la mujer Parisina? Richard Avedon ya que me encantan las fotos en blanco y negro, me parecen muy chic. Este fotógrafo sabe captar la elegancia de las mujeres con delicadeza y "pinta" muy bien esos momentos de la vida cotidiana de las Parisinas.

¿Qué hábito típicamente mexicano no puedes evitar? No tener horarios fijos para comer. El estilo de vida mexicano todavía fluye por mis venas. (risas)

¿Qué te hace feliz? El sol y el calor, el clima que generalmente hace en mi país de orígen.

¿Un mantra para estar de buenas? "En la vida, tienes dos opciones en la mañana: ya sea que te vuelvas a acostar para continuar tu sueño, o que te levantes para realizarlo."

¿Tienes algún amuleto o pensamiento que te acompañe a diario? Ya no tengo amuleto. Desapareció, al mismo tiempo que mi cartera…

¿Tu secreto para tener buena suerte? Me divierto a echar las cartas con mis amigas…

¿3 canciones catalizadoras de energía? Don’t worry de Madcon, Waiting for love de Avicii y R U mine? del grupo Artic Monkeys.

¿Una película que embellezca la vida? La sublime versión de la novela de amor de Jane Austen: Orgullo y Prejuicio realizada por Joe Wright.

¿Una técnica particular para dejar tu mente en blanco? Tomar un baño de burbujas. Soy una incondicional de este momento de máxima relajación.

¿Cuál es tu golosina francesa preferida? Los pastelitos “éclairs au chocolat”.

¿Qué platillo te transporta a México al instante? Las enchiladas... O un buen guacamole casero. Además, siempre tengo en alguna parte dulcecitos mexicanos para comer en cualquier momento.

¿Qué es lo que te hace sentirte en casa? ¡Mi conejito Ninja! Es particularmente afectuoso, muy redondito y suave, un verdadero placer. Yo siempre pensé que era una niña, así que le dí el bonito nombre de Nina. Pero, ¡oh sorpresa!, al regresar de vacaciones en el extranjero, descubrí que era un niño. Llamarlo Nino no me agradaba demasiado, así es que se volvió Ninja, aunque no es muy combativo…

¿Tu visión de la Parisina? Independiente, sencilla, elegante.

¿Qué hay de parisino en tu rutina de belleza? El hecho de que procuro cuidar mi piel ante todo. Y que añado siempre un toque de maquillaje para un efecto natural sofisticado. Todas las mañanas, al tomar mi ducha, me limpio la cara con un cepillo limpiador facial y un gel específico para pieles sensibles. Luego, aplico un suero, una crema hidratante y una BB cream para el efecto de un maquillaje ligero. Termino aplicando un polvo matificante y un poco de blush para tener buena cara. Para las grandes ocasiones, o cuando parezco cansada, añado un poco de máscara y listo.

Si pudieras llevar sólo un producto de belleza a una velada Parisina... Llevaría mi máscara de pestañas, ya que me permite tener una mirada cautivadora durante toda la noche.

¿Un secreto de belleza para transmitir? Limpiarse bien la cara, mañana y noche, ya que es la clave para tener una piel bonita.

¿Un ritual de belleza para dormir bien? Después de haberme desmaquillado muy cuidadosamente la cara, la cubro con aceite de rosa para nutrirla adecuadamente y refrescar mi piel.

Los lugares favoritos
de Stéfanie en París

¿Para relajarte? ¡Mi casa! Pero no estoy segura de querer dar la dirección…

¿Para tomar un café, té o coctel? El restaurantito italiano Il Tappo (en el barrio del Marais). Es mi lugar parisino por excelencia. Simplemente, me la paso ahí todo el tiempo.
Il Tappo, 19, rue Commines, 75003 París. Tel. : + 33 1 42 76 06 35.

¿Para almorzar entre amigas? El restaurante con vista panorámica y evocación icónica, Le Kong. Por cierto, Carrie Bradshaw viene a almorzar aquí durante su periplo parisino.
Le Kong, 1, rue du Pont Neuf, 75001 París. Tel. : + 33 1 40 39 09 00.

Photos: Saskia Lawaks