16/02/2017

La revolución del peeling

El peeling es la tendencia de belleza de esta temporada ya que elimina las impurezas, suaviza la piel y optimiza la renovación celular. Pero ojo, no se trata de cualquier tipo de peeling, sino de una versión mejorada, con nuevas fórmulas de última generación, para corregir las arrugas, los poros dilatados y la tez apagada.

¿Por qué debemos hacer un peeling?

Observación #1: Con el paso de los años, la renovación celular disminuye de forma natural.
Observación #2: Las células muertas tienden a acumularse en la superficie de la piel.
Observación #3: Cuando la capa de células muertas es demasiado gruesa, las imperfecciones y brotes en la piel comienzan a aparecer.

En resumen, la piel se vuelve progresivamente más rugosa y seca, la tez se opaca y aparecen las líneas de deshidratación. Obstruida por todo tipo de impureza (como el sebo y la suciedad), los poros se tapan causando puntos negros y espinillas. Además, las células de la piel se renuevan más lentamente y las líneas de expresión se marcan con mayor facilidad.

¡Anticipa los problemas de la piel con un peeling!

Ahora bien, un tratamiento de exfoliación intensiva, como lo es el peeling, es capaz de eliminar un gran número de estos problemas cutáneos. Puede ayudar a reducir arruguitas, a disminuir el tamaño de los poros y a afinar la textura de la piel. ¿El resultado? Una piel más fina y suave, estimulada por la renovación celular y con una apariencia más bella en la superficie.

Los diferentes tipos de peeling

Actualmente, existen dos tipos de peeling cosmético capaces de estimular el proceso natural de renovación celular mediante la eliminación de las células muertas.
1) El peeling químico disuelve los corneocitos, es decir, las células que forman la capa protectora de la epidermis.
2) El peeling mecánico actúa como una abrasión de la capa de la superficie de la piel para eliminar las células muertas. Se puede realizar con una crema exfoliante, piedra pómez o cepillo.

Las precauciones que debes tomar

La piel nueva, que se encuentra debajo de las células muertas, es más vulnerable y sensible. Por esta razón, los expertos de Lancôme recomiendan evitar exponer la piel al sol después de una exfoliación química y protegerla siempre con un SPF mínimo de 15 durante toda la duración del tratamiento y una semana después de la última aplicación.

La cosmética del futuro:
el neopeeling

En el 2015, en el marco del salón IESCS ("International Esthetics Cosmetics & Spa Conferences") que reúne a un grupo de prestigiosos dermatólogos, los estudios demostraron que si el peeling se realiza en diferentes sesiones, aumentando progresivamente su intensidad, se logra obtener una mejor renovación celular de la piel, con una textura más bella y más homogénea. A diferencia de los resultados obtenidos con un peeling instantáneo que es altamente abrasivo. Por otra parte, se demostró también que los ingredientes activos del peeling actúan mejor en una piel perfectamente bien hidratada antes del tratamiento.

Por último, sabemos que por la noche, la renovación celular funciona a su plena capacidad y que la absorción cutánea está a su máximo nivel.

Todos estos indicios nos dan varias pistas para poder crear el peeling ideal para la piel. Próximamente, te daremos a conocer la nueva fórmula que se está desarrollando en estos momentos en los laboratorios de Investigación de Lancôme.

Tratamiento de peeling progresivo