28/03/2017

El dulce perfume de la felicidad

A través de La Vie est Belle, Lancôme nos libra las tres claves de la felicidad. Pero, ¿cuáles son exactamente?

La génesis de la felicidad

Originalmente Lancôme imagina La Vie est Belle como la transcripción olfativa de un camino hacia la felicidad (con una versión golosa y generosa de la alegría), de un estado de ánimo, de un credo, de una filosofía que lleva su nombre: La Vie est Belle.

La fragancia, presentada en un encantador frasco de cristal en forma de sonrisa, no se resume a su envase joyful. ¿Qué contiene? Un aroma de buen humor que destila alegría y cuyas diferentes interpretaciones (7 en total) embriagan los sentidos para hacernos ver el lado brillante de la vida: ¡el placer!

La imagen de esta fragancia es una Julia Roberts deslumbrante de naturalidad que, a través de los dos spots publicitarios, nos libra la ecuación perfecta de la felicidad, es decir:

libertad+compartir+autenticidad =
La Vie est Belle

1. Libertad

En el primer spot publicitario de La Vie est Belle, dirigido por Tarsem Singh en 2012, Julia Roberts interpretó a una mujer que supera las ataduras de las convenciones sociales para convertirse en la actriz de su propio destino. Un rol a la medida de Julia Roberts, cuya carrera inusual simboliza la sinceridad, el compromiso y la independencia de la actriz quien afirma, "que ser completamente feliz es estar plenamente libre y liberada de un sinfín de quejas y de temores complacientes".

2. Compartir

Tres años después del lanzamiento de este primer opus, Julia Roberts va más allá. Frente a la cámara de James Gray, la actriz le da una vez más la espalda a las convenciones, mundanidades e imposiciones, invitando, esta vez, a los invitados de la velada a que se unan a ella para que juntos echen abajo los muros, uno a uno, de las convenciones. Al final, libre de la presión social, la Musa de la Casa demuestra que la felicidad es mucho más grande e intensa cuando se comparte...

3. Autenticidad

Volver a lo básico: esa es la idea detrás de estos dos capítulos. Impulsada por el fuerte aroma de la fragancia, Julia Roberts observa al mundo que la rodea con una nueva mirada. Literalmente cubierta de buenas vibras, esta fragancia promueve principalmente la armonía del corazón, del cuerpo y de la mente, para despertar los sentidos y ampliar los horizontes de la persona que la respira para que proclame, aún más alto y más fuerte: "¡La vida es bella!"

La Vie est Belle, Eau De Parfum, Eau De Toilette Florale, Lancôme.

Selección