18/01/2016

¿Cómo lograr que el maquillaje resulte tan fácil como un juego de niños?

My parisien pastels, una paleta para mejillas y ojos que viene presentada en un encantador estuche de metal, es el nuevo producto estrella de Lancôme, imaginado por Lisa Eldridge, para celebrar la primavera. La Casa de Belleza anticipa la llegada del buen tiempo con el lanzamiento de unas sombras en polvo, cuyos tonos son sinónimo de frescura y ultrafeminidad.

Mientras prevalece aún el frío del invierno, Lancôme presenta su nueva paleta con tonos primaverales en una preciosa cajita metálica estilo retro que nos remonta a nuestra más tierna infancia...

Al abrirla, descubrimos 9 sombras irisadas en polvo, declinadas en tonos florales que, no solamente iluminan y corrigen, sino que también dan un aspecto saludable a la tez pálida del invierno.

Otro acierto: su presentación, 9 cubitos de sombras, que se aplican directamente sobre la piel para trabajar el maquillaje en transparencia como en el arte de la acuarela. En vista de que Lisa Eldridge considera el make-up como un medio de expresión y de afirmación, los tonos de la paleta se combinan al infinito como los colores del famoso Cubo de Rubik. Por ejemplo, se pueden utilizar solos, mezclados, en pares, en tríos o todos al mismo tiempo, en los párpados como en las mejillas, o bien, en pequeños toques para iluminar sutilmente el rostro…

La palabra clave aquí es la espontaneidad. En resumen, esta mini paleta de sombras hace lo máximo para contrastar, desde ahora, con el mal tiempo del invierno y despertar, suavemente, la belleza de las Mujeres.

My Parisian Pastels, Lancôme.