25/12/2015

El éxito de la mascara de pestañas Hypnôse

Cada 10 minutos se vende una mascara Hypnôse en el mundo y con justa razón, ya que permite curvar las pestañas y darles 6 veces más volumen, sin ningún residuo... Conoce los secretos del producto emblemático de la Casa Lancôme.

Una hermosa curvatura que instantáneamente abra la mirada... Esa es la promesa de la mascara Hypnôse de Lancôme que, desde su lanzamiento en 2004, combina un alargamiento espectacular con un volumen sorprendente, sin sobrecargar, ni apelmazar las pestañas, a tal punto que Lancôme la ha venido derivando, desde entonces, en varias versiones, con el mismo éxito: Hypnôse Drama (amplificador de volumen) en 2009, Hypnôse Doll Eyes (efecto “pestañas de muñeca”) en 2011 e Hypnôse Star (glamour de Hollywood) en 2012. ¿Su secreto? La tecnología alisadora SOFT-SCULPT que despliega las pestañas una por una sin apelmazarlas gracias a un complejo de Polímeros Catiónicos y Aniónicos (PC/PA) que extienden la fibra y una mezcla de ceras blandas y goma de acacia texturizante. Como resultado, una fórmula ultra fluida, totalmente modulable que permite la superposición de capas para obtener hasta 6 veces más volumen de la pestaña natural, sin rigidez. Se trabaja a voluntad con el cepillo aplicador PowerFULL gracias a sus 1000 cerdas sensoras antiadherentes y a su forma curvada que permite aplicar la textura de forma homogénea, para una mirada verdaderamente hipnotizadora...

Selección